Toluca se convierte en el segundo municipio mexiquense en prohibir el uso de popotes